Crítica ante la moción del PSOE sobre los desahucios

Ots 28 2012

Ante la moción presentada por el PSOE sobre los desahucios, el grupo municipal de Bildu expresa lo siguiente:

El objetivo de Bildu es que no se desahucie a nadie. La vivienda es un derecho universal que no se le puede negar a ni una sóla persona. Dicho esto, Bildu ha optado ante esta moción -que ha sido finalmente retirada por el PSOE- por una abstención crítica, por la siguientes razones:

  • No vemos bien las moratorias. En 2008 el Estado decidió ponerlas en marcha, pero no olvidemos que se trata de un parche con un tiempo limitado y que no ayuda a la solución. Tenemos constancia de que muchas personas afectadas que gozaron de la moratoria se han visto hoy desahuciadas porque el tiempo de la moratoria no les ha permitido mejorar su situación económica.
  • Se sigue teniendo demasiada dependencia de lo que se diga o decida en Madrid.
  • Pedimos que se inste también al Gobierno vasco a hacer una profunda reflexión sobre cuál es la alternativa que le permita a todo el mundo tener acceso a la vivienda. Lo que está claro es que el sistema hipotecario no funciona, por lo que nuestra apuesta es clara: Parqués públicos de vivienda en alquiler social (de alquiler variable según ingresos, siempre que éste no supere el 30%).

Respecto al último punto de la moción presentada por el PSOE, en el se cual propone que la partida del presupuesto destinada a ayudar a las familias necesitadas sea utilizada para atender a urgencias de este tipo, Bildu subraya que esta partida vino motivada, precisamente, por el compromiso de que sea destinada a re-alojar a la gente desahuciada. Fue esta una enmienda presentada por Bildu, y a la cual el PSOE dio su voto negativo en un presupuesto de marcado caracter social y que han insistido en calificar de ‘nefasto’.

Dicho esto, cabe decir que aunque finalmente la moción haya sido retirada, y Bildu fuese a abstenerse, el voto  bien podría haber sido contrario. Es más que evidente la estrategia interesada del PSOE, que solo busca protagonismo en esta cuestión, teniendo en cuenta sobre todo que cuando ellas y ellos han estado en el gobierno (tanto estatal y municipal) se han ejecutado desahucios contra muchísimas personas y no han movido un dedo. Parece demasiada casualidad que sea precisamente ahora, cuando salen de los gobiernos y se instalan en la oposición, que empiezan a preocuparse por problemas sociales.

Bildu tiene constancia de unos 400 desahucios oficiales -sólo se contabilizan los que llegan al final del proceso- en Ezkerraldea en 2010, y de una tendencia al alza en 2011. En realidad son más.

Dicho ésto, desde Bildu, se ha instado al pleno a establecer una mesa abierta entre afectadas y afectados, colectivos sociales y los propios partidos para buscar conjuntamente una solución al problema de los desahucios. Con posterioridad, podrían participar las entidades financieras, pero no desde un principio, para que el Ayuntamiento actúe con cercanía a la ciudadanía y defendiendo sus intereses. Desde Bildu opinamos que no sólo se deben de ver afectadas las personas desahuciadas; sino que el propio Ayuntamiento debe verse a sí mismo como parte afectada por este robo legal.